16 julio, 2011

XSD6, un híbrido que jamás debió existir

El nuestro es mejor.

Ey, Kha al aparato. No sabéis lo que nos ha costado reabrir el Laboratorio de Mecánicas Experimentales y Opcionales Gary Gygax donde el equipo de XD6 investiga. El sitio estaba tan lleno de polvo y mugre tras meses de abandono que necesitamos 10 espadas de alquiler para limpiarlo y expulsar a ese dragón oportunista. Y todavía no estoy seguro de si seguirá en marcha mucho tiempo, pero lo intentaremos.

Y ahora que ya he dado rienda suelta a mi demencia, explico de qué va esto. Simplemente son unas mecánicas híbridas que cogen un poco de XD6 y SD6 para crear un conjunto lo más coherente posible. No sé si es XD6ar SD6 o SD6ar XD6, juzgad vosotros mismos. Además, puede que sea una forma mejor recibida de introducir atributos en XD6.

La idea principal es que sirva como puente entre SD6 y XD6. XD6 se me hace demasiado para iniciar a novatos y empezar desde SD6 requeriría demasiada aclimatación, por eso yo empezaría con novatos usando este híbrido como plataforma de lanzamiento hacia el XD6 pleno. También puede servir para gente no tan novata, pero que está acostumbrada a juegos más tradicionales y les costaría dar el salto a XD6 directamente.

Vayamos por puntos: se mantienen las tres primeras reglas, como viene siendo costumbre.

La creación de personajes es donde más se nota la hibridación. Redacta el trasfondo de tu personaje como en XD6 (100 palabras; pasado, presente, físico, carácter y metas) y después reparte los puntos entre las habilidades fijas (en SD6 son las clásicas fuerza, constitución, destreza, percepción, carisma e inteligencia, pero cualquier otra combinación es válida) de esta forma: todas empiezan con 2 puntos y por cada habilidad recibes un dado a repartir (si el juego tiene 6, repartes 6d) con un máximo de 5. Y ya está, personaje listo. Y no puede faltar el ejemplo con nuestro amado Krujen:

Krujen Tresnueces creció en las heladas montañas del norte, una tierra de cazadores y artesanos. Su padre es un herrero reputado, y su madre fue una de las mejores guerreras de sus tierras. De ambos aprendió el secreto del acero, bien fuera en la fragua o empuñando una espada. Es musculoso pero ágil, de cabello rubio y ojos de un azul frío como el hielo. Es astuto pero con poca cultura, de carácter fuerte y emocional, de buen humor pero fácil enfado. Su sueño es que los bardos canten sus hazañas, y vaga por el mundo en busca de aventura y gloria.
Fuerza:4
Constitución: 4
Destreza: 3
Inteligencia: 2
Percepción: 3
Carisma: 2


Las tiradas funcionan como en ambos, vamos, tiras tantos d6 como tu habilidad y los 5 y 6 son éxitos. Tienes que superar la oposición y si esta es 0 con un éxito es suficiente, lógicamente. La oposición y la ventaja se calcula como siempre.

Ahora hablemos de los conflictos. La mecánica es la de XD6: tirada con oposición y el ganador resta al perdedor la diferencia de éxitos de una habilidad escogida por el perdedor. Cuando una de las habilidades del perdedor llega a o, pierde. Claro que puede rendirse. Una regla opcional sería que a cambio de 1PD el ganador pudiese decidir a qué rasgo resta puntos ese turno. Por ejemplo Krujen lucha de forma amistosa contra un viejo amigo en su pueblo natal mientras las mozas miran. Como Krujen quiere lucirse y ha sacado dos éxitos paga un PD para que el daño vaya al carisma de su contrincante en vez de su a constitución, de forma que podría explicarse como que lo ha dejado en ridículo con una finta. La recuperación también sería como en XD6. Aunque siempre puedes aplicar el sistema de SD6, have it your way.

Los lectores avezados habrán notado algo: ¿dónde entra el trasfondo en todo esto? Pues cumple la misma función que los adjetivos en SD6: si hay algo en él que puede serte de utilidad durante una tirada, puedes gastar 1PD para conseguir un dado de ventaja. De igual manera, si puede causarte problemas, a cambio de enfrentarte a más oposición, conseguirás 1PD. No creo que haya mucho más que explicar. ¿Qué conseguimos con esto? Que los jugadores apliquen de forma más coherente sus adjetivos. Aunque Krujen tenga 2 de inteligencia tendría problemas leyendo un libro de magia, lo cual significa PD para el jugador que los pida.

Los PD, por otro lado, siguen funcionando igual que en XD6.

Y por último, como en XD6, obtienes 30 palabras al final de cada partida. Así como algunos PD si lo has hecho bien. Sobre el asunto de subir las habilidades nos ceñimos a dos posibilidades: una es poder intercambiar puntos entre habilidades, de forma que te bajas una para subir otra, y la otra es gastar tantos PD como el siguiente nivel del rasgo que quieras subir, lo que hace el asunto más heroico y petado.

Nada, espero que os haya gustado. Seguramente volveremos a la carga con más, no dejen de vigilar los celos, digo los cielos.